martes, 19 de marzo de 2013

Lucilio, el optimismo y hoy

En esta primera entrada no quiero centrarme en algún contenido concreto de las diversas asignaturas a las que se dirige este blog o libellus, sino como ya indico en Mi blog, ¿por qué? también habrá cabida a la reflexión; y por eso quiero dedicar unas breves líneas al optimismo, algo que todos necesitamos en estos días tan negros que nos acorralan. Eso sí las palabras no son mías, si no que proceden de la bella recración de Luis Alberto de Cuenca a partir del verso de Lucilio, sume diem, qui est uisus tibi pulcherrimus unus ("elige el día que te ha parecido el más feliz de todos").
No pienses en el día oscuro, en el día en que nadie
responde, en el día en que tienes a un dios enfrente.
Piensa en la otra jornada, aquella en que venciste
al enemigo o ganaste en el juego, aquel día feliz
en que todo te sonreía. Que tu ejemplo en la vida  
sea siempre lo que gozaste, no el sufrimiento.
(lib. XIX)

http://www.imagui.com

1 comentario:

  1. Como muy bien dices, un poco de optimismo es fundamental en estos momentos tan negros. Y aún más si esa voz de aliento viene de tiempos tan lejanos sin perder fuerza ni actualidad.

    ResponderEliminar